domingo, enero 13, 2013

El fénix y la cerveza


El fénix es un ave imaginada de la mitología griega. Los griegos creyeron que el fénix era capaz de renacer siempre de sus propias cenizas, después de haber sido quemado en un incendio de su nido, en un árbol de especies olorosas.  Es el olor de las especies que le hacen renacer.
El fénix es también el símbolo de la abadía de Grimbergen, un municipio en el Brabante Flamenco al norte de Bruselas, que fue construida en 1128 por San Noberto. La frase “Phoenix ardet nec consumitur” (“El fénix arde pero no se consume”) es el moto de la abadía, porque ha sido destruida varias veces por incendios, en1142, 1579 y 1816, pero cada vez ha sido reconstruida. El fénix simboliza este resurgimiento.


Aparte de sus actos y deberes religiosos, los frailes norbertinos de Grimbergen también se aplicaban en la fabricación de cerveza, como se hacía desde siglos en las abadías flamencas. La abadía era conocida por su hosdpitalidad para los peregrinos y viajantes, que mostraban con ofrecer su deleciosa cerveza. Conservaron la receta de su cerveza durante siglos pero desde hace algún tiempo ya transmitieron su formula a la cervecera Alken Maes, que la sigue fabricando respectando la tradición aplicando las tecnologías modernas. La fórmula sigue viva como el fénix, que figura en la etiqueta de las botellas, y la cerveza se consume, pero con mucho gusto. Y es deliciosa. Tiene un efecto parecido a las especies del árbol donde anidaba el fénix : te regenera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ser, Saber, Sentir