lunes, diciembre 30, 2013

Terminando el año y empezando uno nuevo con música de carillón

El carrillón es sin duda el instrumento musical más grande del mundo. En la mayoría de los casos está instalado en una atalaya, el campanario de una iglesia, u otra torre.

 El músico lo toca pulsando un teclado con las manos casi cerradas y con los pies. Cada tecla está conectada a una campana por medio de un hilo metálico.


Un carillón, para merecer este nombre, debe tener por lo menos 23 campanas.  En los que tienen tan solo entre 23 y 27 campanas solo se puede tocar música especialmente compuesta para su rango limitado. Los grandes carillones, los de conciertos, tienen por lo menos 47 campanas.

También hay carillones móviles. En este video rodado en la Gran Plaza de Malinas (Mechelen) dos carillonistas tocan un extracto del cascanueces de Tchaikovski y la danza húngara nº5.


Sin embargo hay pocos carillones fijos al aire libre. Uno está en la plaza de la iglesia de San Martín en Burcht, un pueblo cerca de Amberes.

Muchos carillones son además activados por un tambor. Se usa en general para marcar las horas, pero también para tocar música grabada en él.


Carillones hay en todo el mundo y hay una Federación Mundial de Carrillones. En Europa donde más carillones hay es en los Países Bajos (182) y Bélgica (89, de los que 66 están en Flandes). En número de carillones por superficie, estos dos países son los primeros del mundo. La torre de la Iglesia de la Virgen, la “Iglesia Grande”, de Dordrecht tiene un carillón de 67 campanas y es el más “pesado” de Europa. La más grande pesa casi 10 toneladas, la más pesada de los Países Bajos. Su campana más antigua data de 1460, pero el carillón es mucho más reciente, ya que fue donado por la población y las empresas en 1966. En los EEUU también hay del orden de 180 carillones.

En Bélgica, los carillones más famosos están en Flandes: en Amberes, Brujas, Gante, Lovaina y Malinas (Mechelen). Son reconocidos por su alta calidad y su tradición. El primer carillón del mundo se construyó en la torre del ayuntamiento de la ciudad flamenca de Oudenaarde en 1510. La torre de la catedral de St. Rombouts en Malinas alberga dos carillones instalados en pisos distintos, cada uno tiene 49 campanas, o sea 98 en total. El segundo fue instalado en 1981. Es el único caso en el mundo de una torre con dos carillones funcionando. La campana mayor pesa 8 toneladas y la más pequeña menos de 16 kilos. También tiene fama por su conservatorio de música de carillón.

El carillón de Lovaina está en la torre de la Biblioteca Central de la universidad KU Leuven. En la plaza delante de la biblioteca los estudiantes se sientan escuchando su música.


El 31 de diciembre las campanas de los carillones despedirán el año "malo" 2013 y el 1 de enero recibirán el año 2014 con música alegre. ¿Habrá razones de optimismo? De todas formas:


¡¡¡FELIZ AÑO 2014!!!

lunes, diciembre 16, 2013

Mejores deseos con el ciudadano más antiguo pero siempre joven


Como es también conciudadano mío (ambos nacimos en la misma ciudad) este año le he pedido a Manneken Pis que me represente ante los lectores, disfrazado de Papa Noël para la ocasión. Según consta en los archivos de la catedral de Sta. Gudula y San Miguel, nació en 1388 con un cuerpecito de piedra, pero en 1619 lo cambiaron por uno de bronce. Es el ciudadano más antiguo de Bruselas, pero evidentemente no el más viejo.

El hombrecito, que no para de mear, simboliza el buen humor de los ciudadanos de Bruselas, pero también la resistencia. En estas fiestas necesitamos despreocuparnos un poco de los problemas, y retomar fuerzas para resistir en 2014, que todavía hará falta.

Entre las leyendas del Hombrecito, la más conocida es la historia de un niño que salvó Bruselas de la ruina. El enemigo que sitiaba la ciudad quería hacer volar las gruesas murallas de la ciudad con pólvora. Pero por suerte había un hombrecito pequeño que sentía necesidades y apagaba la mecha meando encima.


En 1698 el entonces gobernador español, Maximiliano II Emanuel, vistió por primera vez al hombrecito desnudo. Y en 1747 le pusieron el traje pomposo del rey de Francia Luis XV. Desde entonces ha recibido con regularidad distintos trajes, que ya suman más de 800 y que se pueden ver en el museo de la ciudad, en la Gran Plaza. En alguna ocasión llevó el maillot amarillo del “Tour” (que no se lo quitaron por dopaje), y en otra los jugadores del Barça le pusieron su camiseta.

Por respecto nunca se disfrazó como niño Jesús en Navidad. Tampoco hacía falta porque al nacer estuvo desnudo como él. Pero sí se disfrazó en San Nicolás, que reparte regalos a los niños el 6 de Diciembre en Bélgica. No se disfrazó de Rey Mago, porque eran tres.

En ocasiones y festividades especiales Manneken Pis mea cerveza o vino. Aquí brindaremos al Año Nuevo con “Agua de Bilbao”.

¡FELICES FIESTAS!

martes, diciembre 10, 2013

HOY ES EL DIA INTERNACIONAL DE LOS DEBERES HUMANOS


Oficialmente hoy, 10 de diciembre, se llama Día Internacional de los Derechos Humanos. En la página web dice el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon: “Con ocasión de la conmemoración del vigésimo aniversario de la Declaración y el Programa de Acción de Viena redoblemos nuestros esfuerzos para cumplir la responsabilidad colectiva de promover y proteger los derechos y la dignidad de todas las personas en todo el mundo.”
O sea, en realidad de lo que se trata es de los Deberes Humanos.
El 25 de junio de 1993, representantes de 171 Estados aprobaron por consenso el documento Declaración y Programa de Acción de Viena de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos. Después de dos semanas de conferencia mundial presentaron a la comunidad internacional un plan común para el fortalecimiento de la labor en materia de derechos humanos en todo el mundo. La Declaración y Programa de Acción de Viena suponía la culminación de un largo proceso de examen y deliberaciones sobre la situación de los mecanismos de derechos humanos en el mundo. El documento final convenido en Viena, que fue aprobado en 1994, reafirmó los principios que habían evolucionado durante los 45 años anteriores. Entre otras cosas, el reconocimiento de la interdependencia entre democracia, desarrollo y derechos humanos, allanó el camino para la cooperación futura entre organizaciones internacionales y los organismos nacionales en la promoción de todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo.
El derecho al desarrollo… ¿Dónde se está con ello? ¿Dónde estamos con el deber de dar los medios a la gente de los países “pobres” para que se puedan desarrollar? Quizás los países “ricos” tienen miedo a que algún día compitan con ellos. En el preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos, firmada en 1948, se dice que somos “miembros de la familia humana”. ¿Se está notando que somos familia? ¿Cumplimos con nuestros deberes familiares?

He aquí el preámbulo entero y textual:

“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso.

LA ASAMBLEA GENERAL proclama la presente DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.”

“Deben esforzarse”, o dicho con otras palabras, deben cumplir con sus deberes humanos.

A veces (¿?) da la impresión que nos alejamos de los objetivos  en lugar de acercarnos. Que parece que se ha cumplido con evitar que gente se muera de hambre enviando alimentos, ropa, etc. Cuando realmente hace falta es que esa gente se pueda desarrollar. De ellos son los derechos, de nosotros los deberes.

Hay gente desinteresada que van como voluntarios y voluntarias a estos países. Hay los misioneros que hacen una labor sacrificada de educación. Pero son muy insuficientes. Si esta educación solo asegura un desarrollo mental, la gente de estos países siente aún más la desigualdad. Y entonces, si no tienen medios propios, emigran a los países que han promulgado los derechos humanos, pero que levantan muros para que no pasen, aunque todos pertenecen a la “gran familia humana”. Y convierten el documento de la Declaración de los Derechos Humanos en papel mojado, como el mar que traja a gente que busca un destino mejor amontonándose en pateras.

Hoy los líderes mundiales prestan honores al difunto Nelson Mandela en Sudáfrica. El fue un hombre que sí cumplió con sus deberes humanos. Que sirva de ejemplo.

viernes, diciembre 06, 2013

Nelson Mandela ha muerto pero nos deja un legado inmortal


Entre las diez y diez y media de la noche de ayer, mirando en TVE1 el excelente reportaje “La Noche de Suarez” en ocasión del 35 aniversario de la Constitución Española, aparecía de pronto un mensaje de texto abajo en la pantalla anunciando que Nelson Mandela ha muerto. Tenía 95 años. 

Así lo anunció el Presidente de Sudáfrica Jacob Zuma  



 Pensaba insertar aquí un video sobre la vida de Mandela, pero he desistido. Mi problema es elegir. Buscando “Nelson Mandela” en Youtube, me dice que hay aproximadamente 746.000 resultados, de los que cerca de 13.900 son biografías en inglés,  12.300 en español, 1.700 en francés, etc., etc.


También hay cantidad de biografías escritas. Basta escribir “biografía de Nelson Mandela” en Google y te salen aproximadamente 23.400.000 resultados en 0,19 segundos en inglés, y cerca de 536.000 resultados en español, también en 0,19 segundos.

Prefiero recordar lo que quedará después de su muerte: sus pensamientos y sus lecciones para la humanidad.

Mandela estuvo 27 años encarcelado por su lucha contra el racismo, la “apartheid”, que significa  “separación”, que quiere decir que donde está un blanco no puede estar un negro. Pero salió de la prisión y estableció la igualdad entre los hombres de su país. Y como la igualdad entre los hombres es un derecho fundamental humano sin el que no hay realmente paz, le dieron el Premio Nobel de la Paz. Varios premios Nobel han sido dudosos y concedidos apresuradamente. El premio que recibió “Madiba” no deja ningún lugar a duda. Su liderazgo como hombre de estado ha inspirado a millones de personas en el mundo, y seguirá haciéndolo.

'Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen o su religión”, dijo en alguna ocasión. El odio viene después y no con el nacimiento. Esta igualdad natural entre los hombres exige un régimen político democrático pleno. Mandela era un pura sangre de la democracia. Dijo que quería “Una democracia verdaderamente no racista y no sexista”.

Mandela lideró una resistencia pacifista contra el “apartheid” pero cuando en 1960 la policía mató a 69 negros en una protesta (la masacra de Sharpeville) su organización se radicalizó, y en 1962 mandaron a Mandela a prisión por incitar a una huelga. Le condenaron por defender los derechos humanos… En su biografía Mandela escribió: “Un país no se debe juzgar de cómo trata a sus ciudadanos más altos, sino a sus más bajos, y Sudáfrica trató a sus ciudadanos africanos prisioneros como animales.” Un hombre justo encarcelado por una justicia injusta mantuvo su espíritu libre y se convirtió en un héroe.

¿Quién podía pensar hace cincuenta años que algún día pudieran existir un presidente negro de los EEUU y un presidente negro de Sudáfrica?

Ayer el Presidente Obama habló desde la Casa Blanca sobre la muerte de Nelson Mandela. Dijo que el viaje de Nelson Mandela desde un prisionero hasta presidente encarnaba la promesa de que los seres humanos, y los países, pueden cambiar para mejor, y que nos pide que hagamos una pausa y demos gracias por el hecho de que Mandela vivió - un hombre que tomó la historia en su manos, y tensó el arco del universo moral en favor de la justicia.




El año pasado, la primera dama de los EEUU, Michelle Obama acompañada de sus hijas se reunieron con el Premio Nobel de la Paz durante una visita oficial a Sudáfrica, enfocada en el servicio, el liderazgo juvenil, la educación y la vida sana. En el Foro de Jóvenes Mujeres Africanas Líderes en Soweto, habló sobre la parte más emocionante de su viaje: su encuentro con el ícono del liderazgo.



Ha muerto el cuerpo de Nelson Mandela pero no su espíritu. Seguirán vivas sus ideas, sus convicciones y sus ideales. Que todos somos iguales porque nacemos iguales, independientemente del color de la piel que tenemos, de la lengua que hablamos, del país donde vivimos, de las creencias o no creencias que tenemos. Son las condiciones necesarias para vivir en paz con nosotros mismos y con los demás. Es compaginar lo individual con lo social. Es el cimiento de una verdadera democracia.

En 2009 el 18 de julio se proclamó “Día de Mandela”. Más sobre esto aquí en este blog.
Ser, Saber, Sentir